fbpx
Seleccionar página

Cómo tener el mejor seguro de salud

Por María Rodriguez Aguilar

A la hora de contratar un seguro de salud privado lo primero y más importante es ponerte en contacto con un buen asesor de seguros de salud, alguien que trabaje con varias compañías para que la oferta sea mas amplia e imparcial. La mejor alternativa es contactar con una correduría de seguros que trabaje seguros de salud y tenga una amplia cartera de compañías. Tienes que tener muy claro por lo que vas a pagar y por lo que no.

A colación de esto te recomiendo que contactes directamente con un corredor de seguros profesional en salud y dejes a un margen los comparadores online porque con la salud no se juega y estas herramientas automatizadas pueden sugerirte precios muy baratos con falta de garantías que pueden ser importantes para ti o garantías incluidas que no necesitas.

A continuación te muestro las principales claves a tener en cuenta para contratar el mejor seguro de salud:

 

1. La cobertura

Las compañías de seguro de salud, en general, ofrecen coberturas sanitarias básicas a precios muy competitivos, sobre todo, en la captación de nuevos asegurados. 

Es muy importante estudiar de manera independiente las necesidades reales para poder ajustar al máximo el precio y la compañía más adecuada.

Tus necesidades y las de tu familia serán las indicadoras de las coberturas que te conviene disponer: asistencia primaria, especialidades (pediatríaginecología, odontología, oncología, podología, medicina preventiva…)  pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas.

Para saber si tu seguro dispone de esos servicios pide que te faciliten un listado con todas las coberturas de la póliza. Recuerda estudiar también si estas coberturas se aplican en tu ámbito territorial.

Por ejemplo si solo quieres tener un seguro de salud que te cubra exclusivamente todo tipo de consultas y pruebas extra-hospitalarias el precio será considerablemente más reducido. Lo recomendable es que sea lo más completo posible.

 

2. Los periodos de carencia

El periodo de carencia es el tiempo que transcurre entre el alta de tu póliza hasta que puedas utilizar algunos servicios sanitario de la compañía. Compara diferentes tipos de carencia sobre los servicios de tu interés. Los periodos de carencia en la mayoría de las compañías son muy parecidos entre sí. Normalmente cuando el cliente hace un cambio de compañía, estos no se aplican.

Por ejemplo, para pruebas diagnósticas y análisis clínicos entre 1 y 3 meses, para intervenciones quirúrgicas y hospitalizaciones suele ser unos 6 meses, embarazo y parto unos 9 o 10 meses, tratamientos de reproducción asistida 1 año.

Recuerda que no puedes confundir la carencia con la preexistencia (enfermedades vigentes antes de la contratación de la póliza), que normalmente están excluidas o la compañía establecerá la carencia.

 

3. Copagos

A la hora de la contratación podrás optar por un seguro con copago o sin copago.

El copago es la cantidad estipulada por cada compañía que pagarás (aparte de la cuota) por cada servicio médico (prueba diagnóstica, consulta..), suelen ser importes fijos por servicio. Puedes pedir a la compañía que te ofrezca el cuadro de copagos actualizado por servicios para valorar la elección.

La fórmula del seguro con copago tendrá una prima más reducida, es recomendable si no consideras que vayas a disponer de muchos servicios al año, incluso hay compañías que establecen el copago a partir del 5 uso.

4. Reembolso

 Esta opción te permite elegir libremente el profesional médico que desees esté o no dentro del cuadro médico de la compañía. Si esta incluido dentro del cuadro médico de la compañía no tendrá coste adicional ninguno, pero si lo no estuviera (ojo hay muchos profesionales que no desean estar dentro de ningún cuadro medico de compañías aseguradoras) la compañía te reembolsa un porcentaje de la factura. Dependiendo de la póliza contratada normalmente está entre el 70% y el 100% de reembolso.

Dentro de todas las modalidades esta es la más completa y recomendable, pero también con la cuota más elevada.

 

5. Cuadro médico

Una de las principales claves para escoger el seguro de salud privado para muchos usuarios es el cuadro médico. Es importante conocer y tener claro como consultar en cada momento la red de médicos actualizada de la compañía. Si estás pensando en contratar un seguro de salud privado consulta los facultativos de prestigio de tu localidad.

Además infórmate de los hospitales y clínicas de referencia a nivel nacional que estén dentro de la compañía así como los servicios de urgencia que estén cerca de tu domicilio.

 

6. Servicios en el extranjero

Muchas aseguradoras incluyen el servicio médico fuera del país, esto es importante a la hora de viajar y si resides temporalmente fuera de España, nunca se sabe lo que puede ocurrir por tanto necesitas conocer si tu seguro de salud tiene esta cobertura, así como los contactos de asistencia en el extranjero.

 

7. Seguro dental

El seguro dental suele ser un servicio que las compañías incluyen con unas coberturas muy limitadas. Si quieres contratar servicios más amplios en temas dentales, ten en cuenta que el coste variará dependiendo de la compañía o incluso te convenga contratarlo como otra póliza aparte.

 

8. Las exclusiones

A la hora de contratar un seguro de salud privado es obligatorio declarar las patologías que padeces. Con esta información la compañía bajo un tribunal médico valorará tu inclusión o exclusión dentro del seguro.

 

9. La cuota

Ten en cuenta que la cantidad que vas a pagar dependerá de varios factores.

La edad es determinante, tu lugar de residencia, tu profesión, tu situación laboral (régimen laboral o autónomo), numero de asegurados y forma de pago.

El pago más habitual del seguro de salud privado es mensual, pero debes de saber que si solicitas el pago trimestral, semestral o anual puedes disfrutar de descuentos para esta forma de pago.

 

10. Autorizaciones

Uno de los factores que harán que tu seguro de salud privado escogido sea la mejor opción es la facilidad que te den para tramitar algunas autorizaciones y pruebas médicas. El ahorro de tiempo gestionando estos tramites por internet es un factor diferencial que muchas compañías disponen a día de hoy y que te aconsejo tengas en cuenta.

 

11. Instrucciones claras para cursar la baja

Según la legislación española la duración de la pólizas de salud deben de ser de un año natural, es decir, de Enero a DiciembreEsto es importante que se comunique a la hora de la contratación pues no podrás darte de baja antes de Diciembre.

Además a la hora de elegir tu seguro de salud privado exige conocer el procedimiento para la baja del seguro. La mayoría de la aseguradoras exigen la comunicación con un mínimo de un mes de antelación.

 

Si necesitas ayuda con la elección de tu seguro de salud, me comprometo a hacerte un estudio personalizado e independiente sin ningún tipo de compromiso. Soy experta en asesoramiento en temas de salud privada y he atendido a más de 500 familias sobre sus necesidades aseguradoras en temas de salud, consiguiendo con ello descuentos importantes por el volumen, además de amortiguar las subidas anuales por siniestralidad. Haz click en el siguiente botón y te mando tu estudio en menos de 24 horas. Encantada de poder ayudarte.

Maria Rodriguez Aguilar 

 

Te hago un estudio totalmente gratis para tu seguro de salud privado

Tu estudio personalizado, totalmente gratuito para tí, sin compromiso y con total independencia entre compañías.

×