Seleccionar página

El seguro de tu farmacia protege los imprevistos que tu negocio pueda tener causándote un quebranto económico.

Por eso es muy importante que lo tengas todo en regla. Te recomiendo que estudies bien las coberturas del seguro de tu farmacia, así como la actualización de tus capitales. Existencias, mobiliario, continente y número de trabajadores.

Hay ofertas inferiores a los precios de mercado, suelen ser multiriesgos de comercio básico no específico para farmacias, también debes de estar atento a los capitales, ya que pueden estar reduciendo capitales y garantías, por lo que en caso de siniestro puedes encontrarte con un INFRASEGURO

Hay coberturas que deben ser un must en el  seguro de tu farmacia, pues cubren siniestros muy comunes en el transcurso de la actividad de una farmacia.

1. Robo y transporte de recetas.

Si en el transporte de estas hubiera un accidente, robo, extravio o hurto, a pesar de la debida vigilancia, el farmaceútico debe de asegurarse la indemnización del valor de estas. Un capital hasta 50.000€ en recetas es el ideal para estar tranquilo en cualquier tamaño de faramacia o pico de ventas.

2. Corte de receta electrónica

Por falta de suministro eléctrico o internet. Es decir, acreditada la imposibilidad de expender medicamenteos dentro del horario comercial a través del sistema de receta eléctronica en la Farmacia, debes de poder reclamar esa pérdida de beneficios.

3. Accidentes de convenio para trabajadores

Es aconsejable tener incluido en tu seguro de farmacia el seguro obligatorio de accidentes de trabajadores de forma innominada y sin importantar la cantidad de trabajadores que tengas contratados en cada momento. No solo te aporta tranquilidad, sino también la comodidad de no estar comunicando altas y bajas en cada momento, según la actividad de tu negocio.

 

4. Hurto y atraco de mercancias

Esta es una garantía muy exclusiva y recomendada ya que un faramacia es un comercio con artículos de valor muy a las manos del público. Mostrador de gafas, labiales o cremas por ejemplo son artículos que pueden en un momento ser fácilmente substraidos. Esta cobertura se hará efectiva siempre prevía denuncia.

5. Bienes refrigerados

Los bienes refrigerados en la nevera de una farmacia suelen tener un coste elevado, si por un fallo de la luz se echan a perder esos medicamentos y no podemos venderlos nos supondrá una pérdida importante, por ello es recomendando un capital máximo de 5000€

 

Te enviamos estudio personalizado de tu seguro de farmacia así como la mejor oferta. Trabajamos con todas las compañías. Si además eres socio de Bidafarama te recomendamos la mejor opción de ofertas para el colectivo.

Quiero información

×