fbpx
Seleccionar página

El seguro de vida es un producto que cada día se demanda más por parte de los consumidores puesto que

Si hay algo a tener en cuenta es que a la hora de contratar un seguro, las personas quieren ahorrar. Pero es fácil caer en errores comunes que acabaría costando muy caros. Hemos de cuidar en no caer en los siguientes errores:

1. No considerarlo útil

Muchas personas piensan que contratar un seguro de vida es algo que únicamente resulta eficiente a aquellos que cuentan con mujer/marido e hijos y sin embargo, es vital estar protegido en cuanto ya sea productivo, muchos seguros de vida contemplan la invalidez y nadie está exento de sufrir cualquier altercado.

2. No contratar todos los seguros con la misma compañía

Juntar todos los seguros con la misma aseguradora puede hacernos ahorrar diversos costes. Contratar varios seguros con la misma aseguradora puede hacernos ahorrar más de un 15% en la póliza.

3. Deducibles muy bajos

El deducible es aquella cantidad de dinero que una persona paga antes de que una compañía cubra los beneficios descritos en la póliza de seguros. Si éste es bajo, aumentará la prima de la póliza por lo que debemos optar por el deducible alto, para que nuestra prima de seguro disminuya.

4. Prejuzgar

Las personas tienen contemplado que el coste o beneficios del seguro de vida no son los adecuados y prefieren no acercarse a pedir información por ellos.

5. Omitir que se tiene un seguro de vida

Muchas personas que contratan dicho seguro se olvida de informar a su familia. Esto debe de ser así, debemos informar a la familia y comunicarles donde tiene guardados los documentos y manejar con la mayor transparencia posible el tema.

6. Dotar información incorrecta

Si la información que nos solicitan no la tenemos a mano, no podemos darla errónea. Si proporcionamos los datos y posteriormente nos damos cuenta de que hemos dado alguno erróneo, deberemos informar inmediatamente a la aseguradora.

7. Asegurar tu casa por el precio de mercado

Asegura tu casa por el valor de reconstruirla no el de mercado. Usualmente pensamos que si los precios de las casas en el mercado han bajado, también deberá hacerlo la prima del seguro pero lo correcto es asegurar la casa por el valor de reconstrucción.

8. Fiarse de los seguros que tiene con financieras

Los seguros de vida son de requerimiento habitual a la hora de adquirir una hipoteca, por lo que solo cubren la amortización de la deuda pero no el futuro de su familia.

9. Cancelar el seguro por razones equivocadas

En ocasiones pueden aparecer algunas situaciones a corto plazo que no dificulten el pago del seguro de vida. En ese caso, acérquese a su asesor financiero si tiene dificultades económicas ya que si cancela un seguro, volver a contratar uno más adelante puede ser complicado.

10. No cotizar de nuevo

Cada vez que hay un cambio de estilo de vida, coche nuevo, cambio de vida, remodelación de casa, hijos que van a la universidad, etc hay que proceder a cotizar de nuevo porque la compañía que en su momento ofreció el mejor precio, ahora puede ser más cara que las demás.

×